2 amigos

2 pasiones

2 profesiones

1 punto de encuentro, de unión
LA MONTAÑA

1 desafío crear un producto de fácil armado y traslado, capaz de soportar climas de alta montaña

Así surgió A R geo

El objetivo inicial estaba claro ampliar la capacidad del refugio tradicional serrano,  Rancho de Luna, ubicado en la base del cerro Champaqui, la montaña más alta de la provincia de Córdoba. El reto estaba en crear una solución constructiva capaz de resolverse con una cantidad mínima de materiales, fácil de trasladar, fácil de armar, capaz de brindar condiciones de seguridad y habitabilidad para las condiciones presentes en el cerro, y que el impacto ambiental que pudiese causar se prácticamente nulo, preservando la pureza del lugar.

Mientras en el camping Miami instalábamos domos “capa por capa”, nuestra 1° Generación, el día que vinieron a colocar las ventanas observamos la rapidez con que lo hicieron, “1 día de trabajo, 30m2 cubiertos”, la única acción era amurar la abertura a la estructura de caño. Esa era premisa a seguir.

Comenzamos con el desarrollo de una placa capaz de soportar las diversas y extremas condiciones climáticas del cerro, aislante, estética por dentro y por fuera, e impermeable, que simplemente amuraríamos a la estructura de caño armada.

La 2° Generación, cuenta con una estructura de caño y placas de forma triangular con 2 capas internas, la de vidrio y madera, recubiertas con fibra de vidrio.

La etapa de armado, fue una aventura,  que nos expuso a las extremas condiciones climáticas del lugar. Durante ese proceso cada viernes emprendíamos viaje en 2 grupos, uno en un camión Unimog donde cargábamos los materiales, y otro caminaba con materiales y herramientas chicas en mochilas. Cada viernes era una nueva odisea, una nueva etapa de obra, nuevas caras, nuevos colaboradores, nuevas herramientas, nuevos objetivos, con una constante  las ganas de trabajar en un sueño que dejo de ser de la empresa, y pasó a ser de todos. Al regresar el cansancio se compensaba  con la satisfacción  de ver como los domos iban tomando forma.

Al ver el resultado final más allá de la felicidad de ver nuestro producto cumpliendo con el objetivo y el desafío, (hoy lleva 3 años instalado, por él han pasado más de 1000 personas y solo requiere de un mantenimiento cada 6 meses), observamos un limitante claro, el domo y su armado dependían 100% de nosotros, necesitábamos desarrollar un producto replicable, reutilizable e industrializado, que solo necesitara de un servicio post-venta.

Era momento de ampliar nuestras capacidades técnicas fortaleciendo nuestro equipo de trabajo, así creamos el departamento de I+D, Investigación y Desarrollo.

Necesitábamos un producto transportable, liviano, auto-portante, replicable, industrializado, de fácil armado y amigable con el medio ambiente. Nos despedimos de la estructura de caño y de los triángulos. Y surge la 3° generación un sistema que combina figuras pentagonales y hexagonales, desarrolladas con materiales compuestos, fibra de vidrio.

Para el desarrollo de esta nueva generación vendimos 4 prototipos a precio de costo, con el fin de obtener resultados tangibles que nos permitieran continuar la evolución. Armamos 2 domos vestuarios para un complejo deportivo, 1 domo vivienda unifamiliar y 1 domo resguardo de crías de ganado vacuno en un establecimiento lechero.

Cada instalación nos permitió ir conociendo el producto en armado y uso, detectando fortalezas y debilidades, acercándonos así a un prototipo final.

Cuando uno emprende lleva su desafío consigo a todos lados, lo transmite, lo comparte, lo vive. Y después de tanto soñarlo, nos desafiaron a terminar el prototipo para llevarlo a Antártida. Después de un sin fin de horas de trabajo, de instalarnos en la fábrica, de armar, desarmar, de no dormir, de incluso perder un barco de la expedición antártica, el domo llegó a la base Esperanza. Lo armaron y hoy está siendo probado en las condiciones más adversas que la naturaleza nos presenta.

Pero no nos detenemos, hoy es un nuevo comienzo, hay nuevos desafíos, nuevas soluciones integrales a distintas actividades que se emplacen en espacios hostiles, de difícil acceso o que simplemente quieren probar nuevas formas.

Nos apoyamos en nuestro equipo, nuestra experiencia y nuestra red estratégica de alianzas para así seguir escribiendo nuestra historia.